20 junio, 2024 12:41
Entrada España-Chipre 1971 en Granada | Foto: Francisco González García

OPINIÓN GP | FRANCISCO GONZÁLEZ GARCÍA | DESDE EL FONDO DE LA CÁRCEL

Creo que la mayoría de los aficionados del Granada CF a falta de seis jornadas para finalizar la temporada pasada, y tras la derrota en Santander siguiendo la tónica de malas actuaciones fuera de casa, tenían poca fe en que el equipo fuera alcanzar un ascenso directo a la primera división. Se daba por hecho que tendríamos que entrar en la agónica lucha de la promoción que ahora se rige por unas pautas distintas a las que nos permitieron subir en aquella histórica promoción que se ganó por penaltis al Celta y por el valor doble de los goles fuera de casa frente al Elche, con aquel gol glorioso de Ighalo.  Y con el poco rendimiento del equipo fuera de casa, las cosas se veían muy negras.  

Empero el futbol tiene esos designios insospechados y la combinación de resultados que se fueron dando en las últimas cinco jornadas en los enfrentamientos de los aspirantes al ascenso, junto al buen hacer del equipo fuera de casa con un empate con el Alavés y victoria en Miranda (y en casa seguíamos imbatibles), dieron como resultado que el Granada se proclamaba campeón de la segunda y ascendía de forma directa. No era una casualidad, aunque lo que el 23 de abril parecía un casi imposible, el 27 de mayo era una fiesta en casa que nunca se había vivido. Esto tiene este deporte que se llena de tantas estadísticas y pretende cuadricularse pero siempre sorprende, y si no que le pregunten a los aficionados del Levante que todavía estarán preguntándose cómo que su equipo no está en primera división. Si para el Granada CF la temporada pasada en segunda nos parecía un mal ensueño de un descenso en la última jornada, aquella impotencia del empate a cero, qué no pensaran en Valencia de aquel penalti en el último segundo.

Les hago este largo pasaje por la reciente historia para comentar mi impresión sobre lo que ha de venir en esta temporada, visto lo ya visto. Y no me centro solo en lo deportivo pues de ese aspecto solo soy un aficionado o seguidor más. Y en eso, no ya la mayoría, sino todos los aficionados estaremos de acuerdo en que el equipo necesita reforzarse para poder competir en primera división. Aun siendo los mejores de segunda, con la plantilla actual volveremos a estar en segunda y el paso por la primera será efímero. Y yo diría entonces que fue una casualidad lo del ascenso.

El lema que los gestores del Granada CF han elegido para este año incide en que no es casualidad, supongo que se refiere al ascenso; pero luego sigue con aquello de ES EL GRANADA.

En efecto es el Granada CF que desde hace tiempo, al menos desde que se constituyó en SAD y dejó de tener socios, solo abonados, y un máximo accionista con más del 98% de sus acciones y por tanto el resto de los alrededor de 300 accionistas minoritarios no pintamos nada, pues desde entonces algunas cosas no han cambiado. No digo yo que se hagan mal pero me permito apuntar a que los tiempos cambian y se pueden hacer de otra manera o incluso se pueden hacer como se dijeron se iban hacer. Y me explico con dos ejemplos recientes.

Primero, y de menor importancia relativa, de cómo se no se hace como se dijo. Se dijo que no se iba a subir el abono de temporada para aquellos que fueron fieles tras el descenso a segunda.  Pues eso se ha cumplido solo a medias, dado que tendremos que pagar una cuota extra para ver a dos equipos, esos que todos sabemos. Con la informática actual se podría saber sin problema quienes podríamos estar exentos de ese abono extra, pero todos hemos entrado en la misma situación y, cierto mi abono no ha subido, pero tendré que pagar 60 euros de más si quiero ver como parte de la grada, y no solo la esquina de los visitantes, canta los goles de esos equipos. A lo mismo me lo pienso, pero si no asisto a esos partidos en realidad estaré pagando lo mismo por ver 17 partidos y el año pasado contemplé 21; es decir cada partido me sale más caro.

Dirán ustedes que no es igual ver al Granada CF en primera que en segunda, evidentemente; pero para mí es igual verlo en cualquier categoría. Lo vi en aquella segunda B durante décadas, lo vi en tercera durante cuatro años y lo seguiré viendo. Lo que quiero incidir es que no se cumple totalmente lo dicho, siendo en todo caso una cuestión algo menor pues en otras temporadas en primera división, durante los años 2012 al 2017, hubo que pagar un abono extra por ver a esos dos equipos. Era aquello que se llamaba el “día del club”, que seguro recordaran los que vieron (y vimos al Granada en los años 70 del siglo pasado).

Y segundo, de cómo las cosas se pueden hacer de otras maneras pues los tiempos han cambiado. Y en este segundo caso es donde se ve que es el Granada y sigue siendo el Granada; es decir se sigue tratando a los abonados, que ilusamente se les llama socios, con bastante poca consideración o por lo menos se les podría tratar algo mejor.

Y el caso reciente es la venta de entradas para el partido España-Chipre. Se nos ha vendido que los abonados teníamos preferencia para la compra de entradas y cada socio podía adquirir hasta 4 entradas. En realidad era cada persona que presentara un carnet de abonado y siendo los abonados más de 15000, resulta que así de primeras pareciera se iban a vender tres campos llenos. Fuera de números, lo cierto es que la Federación Española de Fútbol da esa opción a los clubs y con ello se asegura que el campo tiene gran entrada, aunque en todas las provincias periféricas la selección nacional siempre va a llenar los campos (bueno quizás en algunas provincias periféricas no tanto por ser España).

Y se vende que durante dos días en horario de mañana y tarde se podrían comprar esas entradas, oh maravilla. La realidad: “En apenas 4 horas se han expedido todos los billetes reservados de manera especial para abonados y abonadas del club”. El entrecomillado copia palabras textuales de la Web de la RFEF. En efecto de 9 a 13 horas, de la mañana del 22 se vendió todo el taquillaje que los abonados teníamos a nuestra disposición. Desconozco que porcentaje del aforo estaba reservado a los abonados, pero estimo que al menos unas 1500 personas hicieron cola durante la mañana del martes y por tanto se pudieron vender hasta unas 6000 entradas, puede que más. En todo caso desde el lunes 28 se podrán comprar de nuevo las entradas que la RFEF se reserva y esa venta solo es on line.  Y luego habrá un porcentaje de entradas de esas que se reservará la propia RFEF y otros estamentos para hacer sus regalos habituales.

El caso es que los abonados tuvieron, tuvimos, que hacer una cola de horas; hubo gente que estaba ya de madrugada esperando la apertura de taquillas. En mi caso particular estuve en cola desde las 8.45 a.m hasta las 12.15 p.m (tres horas y media) y pude adquirir unas entradas, pero ya a esa hora solo se podían adquirir las entradas de mayor precio. Todos conocemos la ubicación de las taquillas y el 22 de agosto a partir de las 10 horas el sol pegaba fuerte y la sombra era escasa. Las tiendas de Pintor Maldonado creo agotaron sus botellas de agua. Yo me pregunto si el club no hizo previsión de lo que podía ocurrir. Aparte de las cinco taquillas abiertas y atendidas con amabilidad, al menos fue mi experiencia, no había ninguna presencia del club. Me dijeron había un agente de seguridad, yo no lo ví, pero no dudo de su presencia.  El comportamiento de los abonados que yo presencié fue de un enorme civismo, nos íbamos moviendo buscando algo de sombra, guardábamos la cola, reservamos puestos cuando alguien se ausentaba para comprar agua en las tiendas próximas. Éramos estoicos al sol.

Y yo me hago estas preguntas, entre otras. ¿No podría el club haber gestionado la venta on line de sus entradas reservadas? ¿No podría el club haber ordenado la cola de espera con algunos parasoles o sombrillas que debidamente dispuestos y con cintas de línea, estilo colas de aeropuerto, hubieran dado sombra a los cientos de personas allí ubicadas? ¿No hubiera podido el club informar con alguna persona de que ciertas entradas de precios más baratos ya se habían agotado y quizás algunos no habrían esperado hasta encontrarse en taquilla que no podían comprar la entrada inicialmente pensada? Mi sensación era que aquello era un viaje al pasado, un comprar entradas como hacía casi 20 años atrás y que el Granada, en su gestión, era el mismo de siempre.

Esas son cosas que se podrían hacer mejor y no creo que el coste hubiera sido excesivo, eso son cosas y gestos que dirían que el club se preocupa de sus abonados. Quiero pensar que los gestores están tan ocupados en mejorar la plantilla que no pudieron hacerlo, o quizás sea mera casualidad que las cosas pasan y se hacen como se hacen.

Antiguo Los Cármenes | Foto: Gabinete

REDACCIÓN GP

Una herramienta de desarrollo de todo el deporte granadino. Para que puedas comunicarte e informarte con nosotros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies